lugut

Lugut_inicio
lugut_quienes_somos

lugut_tratamientos_individuales
los_3_ejes_
gestion_positiva_del_strees
salud_y_stress

Lugut_prensa
lugut_contacto




DIME CÓMO RESPIRAS, y TE DIRÉ QUÉ EMOCIÓN TIENES
REVISTA YOGA + Vida Salud Energía Placer - Nº 471 Junio 2015
 

Las emociones son una parte fundamental de la vida. Expresadas o encubiertas, siempre están ahí, como aspecto ineludible del ser humano. Todas ellas se presentarán de distintas maneras a través de la respiración, que también puede ser el vehículo para transformar nuestras emociones negativas en positivas.

Como las emociones son estados mentales, el método para manejarlas debe venir de adentro nuestro. No existe otra alternativa. No pueden ser liberadas por técnicas externas”, dijo el Dalái Lama, Tenzin Gyatso. Y es tan cierto lo que señala, que la técnica interna con la que contamos para manejar nuestras emociones es la respiración. Ella es propia, intransferible e interna, Su aspecto repetitivo muchas veces nos nubla para descubrir que podemos modificarla, y usarla en nuestros beneficio para salir de los estados mentales, que nos dominan de modo dañino y peligroso.

RESPUESTA CORPORAL
No podemos disociar las emociones y la respiración, porque unas y otra se condicionan y modifican. Podemos decir que la respiración es la llave para regular la intensidad de las emociones y nos ayuda a tomar conciencia de nuestro cuerpo. Precisamente, podemos observar cómo el trabajo sobre la respiración es una de las herramientas que despejan y aclaran nuestra mente. Tal es así, que la respiración no sólo es una función vital física, sino que nos llena de energía y puede ayudarnos a combatir el estrés y a relajarnos.
Sabemos que no todas las personas se toman igual lo que les sucede. Es decir que, no son los acontecimientos estresantes en sí los que nos producen problemas, sino la valoración y la manera que tenemos de afrontarlas. Por eso, cada cuerpo se expresa, ante las mismas circunstancias, de distinta forma.

DERIVACIONES EMOCIONALES
Las emociones tienen una influencia directa en el modo en que respiramos. Por eso, cuando estamos tranquilos, la respiración es abdominal, lenta, suave y casi imperceptible. Sin embargo, el miedo hace que nuestra respiración sea breve, rápida y poco profunda. Porque la inhibe y bloquea. Por otra parte, la ansiedad la acelera, la incremente y precipita.
A su vez, el enojo es el desencadenante de respiraciones largas y forzadas, mientras que la tristeza la hace más lenta, y la felicidad provoca inhalaciones y exhalaciones largas.

RESPIRANDO TOXINAS
¿Cómo reaccionan el cuerpo y la respiración cuando estamos enojados o alterados? Generalmente, la respiración es poco profunda, y la tendencia es retenerla en los momentos de tensión.
Durante las situaciones de estrés simples como manejar un auto, o al esperar una reunión de trabajo, solemos limitar la respiración y aumentar el nerviosismo. Por otra parte, las emociones como el terror, el miedo, la ansiedad, la rabia, el odio y todos aquellos estados negativos, presentan in enorme desgaste de energía emocional y física.
Por determinadas situaciones de agitación, la respiración se vuelve más rápida y entrecortada. Aquellas que son víctimas de sus emociones, pueden cambiar sus respuestas modificando la respiración. No importa cómo surgieron, porque todas las emociones tóxicas pueden cambiarse, equilibrarse y sanar.

CAMBIAR EL CHIP RESPIRATORIO

La respiración correcta permite que se disuelvan las tensiones del cuerpo y despeja la mente. También aumenta la concentración e incrementa la sensación de bienestar corporal. ¿Cómo transformar una situación de estrés a través de la respiración?
Respirá cuando estés ahogado de pensamientos, para recuperar el equilibrio y mejorar tu salud física y mental.
Tomate cinco minutos para vos. Cerrá los ojos y comenzá a respirar lentamente. Empezarás a sentir que tu mente se despeja. Sé consciente del ritmo de tu respiración. Intentá que sea uniforme, con un ritmo constante, para aumentar la relajación y la sensación de bienestar.
La forma saludable de respirar tiene efecto inmediato y directo sobre los niveles de estrés, y produce un constante caudal de energía, para que luego podamos volver a la actividad habitual.

SUJETOS EMOCIONALES

Las emociones funcionan como un parámetro para medirnos interiormente. Nos muestran que algo de lo que estamos haciendo no nos satisface o que no funciona; nos alertan si nos estamos comunicando de manera equivocada con los demás, o estamos percibiendo las cosas del modo que no son.
Es difícil manejarlas y expresarnos a través de ellas, sin que inunden nuestra cotidianeidad. Habitualmente escuchamos que no es bueno contener las emociones, porque en un momento dado nos harán explotar, pero tampoco aconsejan que las dejemos sueltas puesto que desbordarán nuestras vidas.
Para que esto no suceda, es necesario crear una autoestima positiva; ser realistas y darle a los problemas la importancia que tienen; aprender a relativizar; entender la diferencia entre una situación importante y otra que no lo es; vivir el presente y aceptar el historial personal.
De igual manera, es preciso aprender a perdonarte y perdonar a los demás; aceptar a las otras personas tal como son; comprender la actitud y el comportamiento de los otros y buscar siempre el aspecto positivo de casa situación.

7 MAXIMAS SOBRE LAS EMOCIONES
Hay que evitar racionalizar las emociones
Las emociones funcionan como un sistema de alerta que señala los peligros, las oportunidades y las acciones que cada uno debe emprender para alcanzar sus objetivos.
Cada cual crea sus emociones.
No es conveniente negar ni minimizar las emociones.
Las emociones ignoradas, jugarán en contra a largo plazo.
Lo ideal es expresar las emociones, reír y llorar cuando sea necesario. Esa es la manifestación de los sentimientos.
Es necesario reconocer cada aptitud emocional: el vínculo emocional con el entorno hace que cada uno entienda cómo se sienten los demás, para ser capaces de ponernos en su lugar y de ayudar.

 

"Si no esta en tus manos cambiar una situación que te produce dolor,
siempre podrás elegir la actitud con la que afrontes una pena" Victor Frankl


Para Consultas Individuales o Grupales - CONSULTORIOS: Palermo y Belgrano
54-11-6366-5994 - info@lugut.com.ar