lugut

Lugut_inicio
lugut_quienes_somos

lugut_tratamientos_individuales
los_3_ejes_
gestion_positiva_del_strees
salud_y_stress

Lugut_prensa
lugut_contacto




VISUALIZACIÓN Una técnica para mejorar la salud y concretar nuestras metas
Revista BUENA SALUD Nº 270
 

VISUALIZACIÓN Una técnica para mejorar la salud y concretar nuestras metas
La creación de una imagen mental es el puntapié inicial de cualquier proyecto, en todos los aspectos de nuestra vida. Primero hay que desearlo, luego imaginarlo, y por último concretarlo.
¿Es posible? Sí, descúbralo en esta nota.
Visualizar significa ver una secuencia de hechos a través de la mente. Por medio de una actividad cerebral la persona empieza a proyectar un estado físico o emocional, una situación, un deseo, un plan, una intención que quiere para su vida.
Esta es una manera de entrenar la mente y direccionarla por medio de la escucha interior de nuestros pensamientos y anhelos. Requiere concentración, tranquilidad, imaginación y práctica.
Es posible que, en una primera visualización, las imágenes no surjan tan rápidamente, que cueste encontrar la vía de conexión interior y que haya trabas que vienen desde el afuera para poder visualizar con claridad. Es estos casos, el ejercicio de esta práctica constante será la solución a la desconcentración y a la falta de retratos mentales


VER PARA OBTENER
• La visualización provoca resultados que pueden percibirse en la realidad. Ya sea con objetivos cercanos o lejanos, grandes o pequeños, la técnica es un canal para lograrlo y, en definitiva, acercar a la persona al bienestar.
• De este modo, es una estrategia para direccionar la vida hacia el lugar deseado, favoreciendo los cambios necesarios para que esto se produzca, y , por consiguiente, mejorando nuestra calidad de vida
• La visualización es una actividad creativa, que se potencia con nuestro vuelo propio, y que es única en cada ser humano, porque todos podemos visualizar imágenes diferentes, aunque no estemos imaginando una misma situación.
• Las personas que practican la visualización tienen una visión activa con respecto a su vida, y van en busca de desafíos. No esperan que el mundo le provean lo que quieren, sino que son protagonistas de su futuro y comienzan preguntándose, qué es lo que desean, para imaginarlo y luego concretarlo en el día a día.
• Ya sea cuando vivimos una situación alegre, o cuando la imaginamos, nuestro cuerpo genera ciertas sustancias químicas, que nos traen el bienestar físico, por lo que podemos concluir que el beneficio de la visualización y la imaginación es mental y físico.

EN BUSCA DE OBJETIVOS
La visualización debe tener ciertos pasos que necesitan ser respetados para conseguir el objetivo deseado.
• En primer lugar, es preciso que las imágenes sean lo más exactas posibles, sean lo más exactas posibles, con detalles de colores, formas, olores. Si esto es demasiado complejo al iniciar las visualizaciones, es posible tomar imágenes de revistas, fotos de lugares u objetos y “traspasarlos” a la mente de forma precisa y minuciosa. Una vez que lo logramos, pensar cómo eso puede llegar a nuestra vida de manera concreta; cuáles son las vías por las cuales, podríamos obtener nuestros anhelos.
• Además, es conveniente repetir la visualización con frecuencia y, de ser posible, a diario, en un espacio de calma que favorezca la atención de la mente, aunque sea por unos minutos.
• Es fundamental que la visualización nos incluya como parte de la escena. Es decir que si estamos creando imágenes mentales de un nuevo departamento, nos veamos desayunando en el nuevo hogar, volviendo del trabajo para disfrutar de ese espacio, cenando allí con amigos y disfrutando de la vivienda.
• Por otra parte, la creencia de que lo que estamos visualizando se concretará en la realidad es un factor clave. Es esencial que cada uno esté convencido de los beneficios de este procedimiento y de los resultados que obtendrá con su práctica.
• Asimismo, es esencial que la visualización presente no solo imágenes de lo que deseamos, sino que también se enfoque en las sensaciones. Esta es la manera de invocar lo que se proyecta, y es una forma de sentir que lo que anhelamos ya está sucediendo. Tener hoy las emociones de lo que planeamos en el futuro, hace que las circunstancias se pongan en marcha para obtener lo que visualizamos en nuestra mente.
¿QUÉ ESTOY HACIENDO MAL?
Muchas veces creemos que estamos haciendo adecuadamente un proceso de visualización, pero descuidamos algunos aspectos que pueden estar demorando nuestros resultados, por ejemplo:
• Mezclamos imágenes negativas. Si queremos visualizar un día laboral positivo las imágenes deben tener este foco exclusivamente, Los problemas, inconvenientes, malos entendidos o discusiones laborales deben quedar afuera de nuestros pensamientos.
• No agradecemos. Agradecer lo que tendremos o lo que anhelamos que suceda es una señal de confianza en un proceso y provoca un pensamiento con la fuerza necesaria para que la visualización se plasme, en realidad.
• El enfoque o nuestras palabras comunican lo contrario. Es preciso evitar las contradicciones a las visualizaciones. Por ejemplo, si queremos tener una pareja, no es conveniente repetir frases del estilo, “el amor no es para mí” o “ninguna relación me dura”.
LO PEQUEÑO SE HACE GRANDE
La visualización es una técnica que requiere práctica para implementarla como un hábito. Así es que lo ideal es comenzar a beneficiarse con ella perfeccionándola por medio de pequeños deseos. Es decir que podemos empezar a visualizar algo pequeño, para pasar luego a algo más grande y realmente significativo para nuestra vida y nuestras proyecciones.
De este modo, visualizar es una manera de entrenar nuestra mente en un camino de bienestar y de autoconocimiento, creando día a día la realidad ideal para cada uno, más allá de los mensajes y creencias impuestos por la sociedad. El poder está en nosotros mismos, nos posiciona como protagonistas, y nos hace bucear en lo que realmente queremos para nuestra vida.


EL PODER DE LA VISUALIZACIÓN
¿Por qué la visualización es tan importante para modificar nuestras vidas? Porque:
• Genera pensamientos efectivos en el momento presente
• Emite una fuerte señal al Universo.
• Se basa en la fe y en la imaginación para provocar beneficios.
• Nos transporta mentalmente al lugar en el que queremos estar en la vida.
• Cambia la actitud negativa por una positiva.
• Ayuda a pensar qué es lo que queremos para nuestra vida y a ahondar en nuestros deseos más profundos.
• Rompe con las trabas exteriores de lo imposible y nos proyecta hacia lo posible.
• Nos ayuda a pensar si nuestras acciones contradicen o acompañan nuestros anhelos.
• Se puede utilizar para cualquier aspecto de nuestras vidas: salud, dinero, amor, etc.

La opinión de la especialista
Visualización para combatir la ansiedad y el estrés cotidiano.

A medida que adquirimos el hábito de visualizar, descubrimos que llega a ser parte integrante de nuestro proceso de pensamiento. El proceso de cambio no se produce a niveles superficiales por medio de un simple pensamiento optimista. Implica explorar, descubrir y modificar nuestras actitudes. El estrés es el causante del 80% de las enfermedades que existen hoy en día , y la clave para alejarlo está en las técnicas de relajación.
PASO A PASO
1. Su momento
Elegir un horario todos los días en el que pueda concentrarse en su visualización y meditación sin interrupciones. Busque un lugar donde pueda estar cómodo, tranquilo y sin que nadie lo interrumpa durante los próximos minutos: si tiene la oportunidad de estar cerca de un paisaje natural, mejor; eso sin duda lo llenará de energía.
Siéntase cómodo en un lugar tranquilo, relajado y comience a aflorar todos los músculos desde los dedos de los pies, subiendo hasta la cabeza. Si quiere, puede poner música suave que pueda ayudar en la relajación.
Cuente hacia atrás de diez a uno, relajándose cada vez más a medida que vaya contando, mientras escucha el sonido que haya elegido.
Cierre los ojos, respire hondo tres veces y comience a notar cómo sus músculos se van relajando
2. Su imagen
Imagínese una escena en la que se siente en paz, libre de dejar ir toda la tensión y la ansiedad. Ese paisaje que lo tranquiliza, unas vacaciones en el mar al atardecer, un río rodeado de árboles, ese lugar que tanto le gustaría ir.
Siéntalo, céntrese en los aromas, colores, estados de ánimo… Debemos pensar en tiempo futuro, como si ya existiese y que incluya tantos detalles como pueda.
Haga afirmaciones positivas en vos alta o en silencio, acerca de lo imaginado (por ej: “Me perdono”, “Me amo y confío en el Universo”, “Estoy abierto a recibir”)
Al visualizar está imaginando con todos los sentidos y más aun, con la emoción de sentir sus deseos realizados, como si tuviese en ese momento.
3. Su tiempo
Sin prisa, déjese llevar, No tenga prisa ni se apure por hacer todo rápido. Simplemente, disfrute del momento como si el tiempo no existiera.
Después, vuelva poco a poco al presente, abra los ojos y trate de reincorporarse despacio para seguir con su día. No se acelere y tómese el tiempo que sea necesario.
4. Su respiración
Además de una función vital, la respiración es una forma más de canalizar energía hacia el interior de nuestro cuerpo.
Un aprendizaje de la respiración nos puede enseñar a respirar absorbiendo la máxima cantidad de oxígeno posible, lo cual resulta beneficioso tanto desde el punto de vista físico como psicológico. (El Yoga puede ayudarle)
5. Hacerlo hábito
Un hábito es una actividad voluntaria, consciente y repetitiva, se adquiere por medio de la reiteración de una conducta o por medio del aprendizaje.
En cada hábito cooperan la mente y el cuerpo, La mente conduce al acto y el cuerpo lo sigue como un compañero silencioso.
Un hábito debe estar guiado por emociones, pensamientos y lenguaje positivo y repetirse conscientemente.
¡Que visualizar sus deseos se convierta en uno de tus habitos!

La opinión de la especialista Lucila Guttman.
Coaching ontológico de salud y bienestar

 

"Si no esta en tus manos cambiar una situación que te produce dolor,
siempre podrás elegir la actitud con la que afrontes una pena" Victor Frankl


Para Consultas Individuales o Grupales - CONSULTORIOS: Palermo y Belgrano
54-11-6366-5994 - info@lugut.com.ar